logo
Century21 Portugal


Te has decidido a cambiar de casa. Has elegido la que consideras la casa de tus sueños. Ahora queda hacer la mudanza sin morir en el intento. En la red CENTURY 21 sabemos que la mudanza es uno de los momentos personales y familiares que más estrés genera.

cómo hacer una mudanza

A fin de ofrecer a nuestros clientes la mejor información para estar preparados ante los cambios, dudas y miedos que genera el traslado de la antigua vivienda al nuevo hogar, recopilamos a continuación una serie de consejos para afrontar la mudanza con la ilusión de un nuevo comienzo.  

Cómo organizar una mudanza

Lo primero que tenemos que determinar en el momento de plantearnos la mudanza es cuál será el volumen de objetos que vamos a llevar desde la antigua vivienda al nuevo hogar, cuál es la distancia entre ambas y la facilidad o dificultad para cargarlos.

En segundo término, queremos incidir en que realizar una mudanza no tiene por qué suponer un desembolso extra dentro del presupuesto de la adquisición de una nueva vivienda, ni tampoco ha de suponer incurrir en desperfectos o la pérdida de objetos personales.

La planificación es la clave del éxito de una mudanza

Cambiar de casa es un momento crucial tanto a nivel familiar como personal. La mudanza está compuesta de varias tareas y fases que requieren de una gran capacidad de coordinación. Ante todo, debemos tener siempre muy presente que la mudanza no debe interferir en nuestra rutina vital más allá de lo imprescindible. De lo contrario estaremos más cerca del estrés y la ansiedad.

Elabora un plan

Para que la mudanza fluya dentro de los cauces normales, se requiere un plan para coordinar los elementos que lo constituyen: proveedores, recursos, tiempo de dedicación, etc. Sin embargo, esta fase supone trabajar con elementos independientes que a su vez dependen de la ejecución de los otros, nosotros incluidos.

A fin de contener todo lo posible los imprevistos que a buen seguro se presentarán en la mudanza, la anticipación será tu aliada. De esta forma evitarás que se formen cuellos de botella en la gestión del traslado.

Pedir ayuda

Toda ayuda cuando nos mudamos siempre viene bien. En estos momentos es cuando tenemos que echar mano de nuestra agenda de contactos. ¿Un proveedor que sabes que hace traslados de objetos delicados? ¿Un pintor en el que puedes confiar? Llámales y delega aquellas tareas que te pueden consumir un tiempo extra y generar mayor ansiedad por los resultados esperados.

Antes de dejar la vivienda, una buena limpieza

El segundo paso de todo plan, una vez hemos realizado las estimaciones de los equipos de apoyo con los que vamos a contar, no puede ser otro que seleccionar, catalogar y ordenar los enseres que van a viajar a la nueva casa y aquellos que vamos a dejar atrás en la nueva etapa.

Selecciona muy bien qué es lo que realmente va a serte útil en la nueva casa. Una mudanza es el mejor momento para realizar una limpieza intensa de aquello que realmente no necesitamos.

Protege los enseres

Una vez hemos realizado la selección, etiquetado y ordenado de aquello que nos vamos a llevar, el siguiente paso pasa por proteger los enseres para evitar un susto al desempaquetar. Tras protegerlo, los introduciremos en cada una de las cajas destinadas a cada estancia o sistema de ordenación. Recuerda que no todos los materiales son óptimos para proteger todos los materiales.

Utiliza los días para mudanza

La mudanza requiere un tiempo. Si por tu convenio dispones de unos días de mudanza, utilízalos. Si no dispones de unos días exclusivos para mudanza, emplear algunos de los días de vacaciones es una de las mejores opciones para ejecutar completamente el traslado.

En caso de ser autónomo, piensa que cuantos más días a pequeños ratos de dedicación, mayor tiempo invertirás. Haciendo una planificación adecuada, ganarás tiempo y reducirás el estrés que toda mudanza genera.

Pero ante todo, mantén siempre el plan en orden y una actitud positiva hacia el cambio que se está produciendo.

 

Carlos Rentalo es Director de Marketing de CENTURY 21 España y Portugal.

Deja un comentario

*
Subscribe!

captcha *