logo
Century21 Portugal


century21-economia-azul

¿Has oído hablar de la economía azul? Se trata de un tipo de economía que considera a la naturaleza no solo como proveedora de recursos para la vida en nuestro planeta, sino que nos enseña cómo utilizarlos de forma lógica y coherente. En nuestro blog te contamos los detalles. 

 

Sin duda, una de las mayores preocupaciones del ser humano son las consecuencias que lleva consigo el cambio climático en nuestro planeta. El consumo y la producción compulsiva y lineal que se ha estado utilizando desde los inicios de la revolución industrial ha dado paso a un planeta donde los recursos cada vez escasean más. Por ello, cada vez nacen más iniciativas que nos ayudan a transformar esa productividad lineal en una economía circular que alarga la vida de los productos y, por lo tanto, de las materias primas. 

 

Qué es la economía azul

La economía azul se refiere a una economía sostenible que se centra en la gestión coherente de los recursos oceánicos y costeros. En general, se puede considerar que la economía azul se basa en el reconocimiento de que los océanos y las costas son una fuente vital de recursos alimentarios, energía, transporte, turismo, biotecnología y otras actividades económicas, y que deben gestionarse de manera sostenible para garantizar que estos beneficios se puedan seguir disfrutando en el futuro. 

 

La economía azul también se centra en la reducción de la contaminación oceánica, la protección de los hábitats marinos y la conservación de la biodiversidad marina

 

Principios de la economía azul

La economía azul se basa en una serie de principios inspirados en los propios ecosistemas naturales. 

 

  1. Promoción del consumo local: La economía azul plantea que los seres humanos consumamos en función de los recursos naturales que tengamos más cerca, sin la necesidad de depender de los métodos de producción masivos que requieran grandes movimientos y, en consecuencia, medios de transporte que emitan gases efecto invernadero. 

 

  1. Aprovechamiento de los residuos: En la economía azul los residuos son fuente de energía y de riqueza. De hecho, muchos de los materiales de residuos de algunas industrias pueden ser la materia prima de otros procesos productivos. El objetivo es eliminar al máximo la basura no aprovechable, generando biocombustibles u otros materiales como los bioplásticos. 

 

  1. Usar lo realmente indispensable: La economía azul apuesta por el uso racional y necesario de los objetivos que nos acompañan en nuestro día a día. ¿Realmente es imprescindible todo lo que tenemos a nuestro alrededor? Es importante una mayor concienciación en este sentido para conseguir un consumo que nos ayude a reducir una producción excesiva que acabe con los recursos naturales limitados. 

 

Ventajas de la economía azul para la sociedad 

 

  1. La economía azul permite a las empresas y los gobiernos evaluar y medir el impacto de sus actividades e iniciativas en el medio ambiente. 

 

  1. Puede mejorar la productividad y reducir los costes. Por ejemplo, una empresa que adopte una estrategia de economía azul puede reducir el agua y el consumo de energía, lo que puede reducir significativamente los costes operativos. 

 

  1. Puede mejorar la calidad de vida de las personas. Por ejemplo, una empresa que se preocupe por el medio ambiente puede mejorar la calidad del aire y el agua, lo que puede mejorar la salud de las personas que viven y trabajan en ese entorno. 

 

  1. Contribuye a la lucha contra el cambio climático. Las empresas y los gobiernos que adoptan una estrategia de economía azul pueden tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que puede ayudar a reducir el calentamiento global. 

 

  1. Ayuda a proteger la biodiversidad. Las empresas y los gobiernos que adoptan una estrategia de economía azul pueden tomar medidas para proteger y mejorar los hábitats naturales, lo que puede ayudar a conservar la biodiversidad.

 

  1. Promueve el desarrollo sostenible tomando medidas para mejorar la calidad de vida de las personas en todo el mundo, contribuyendo de manera eficaz al desarrollo sostenible. 

 

  1. Ayuda a reducir la pobreza mejorando la calidad de vida de las personas en todo el mundo

 

  1. Mejora la seguridad alimentaria, ya que las empresas y los gobiernos que adoptan una estrategia de economía azul toman medidas para mejorar la calidad y la disponibilidad de los alimentos.

 

Algunas de las desventajas de la economía azul

Implantar la economía azul en cualquier empresa lleva consigo una serie de desventajas. En primer lugar, la economía azul puede ser costosa a la hora de implementarla, ya que se debe hacer una generosa primera inversión de tiempo y dinero para evaluar el impacto de sus actividades en el medio ambiente y tomar medidas para minimizar el impacto negativo y mejorar el impacto positivo. En segundo lugar, puede ser una opción difícil de implementar al tener que cambiar significativamente sus prácticas actuales para adoptar una estrategia global de economía azul. Finalmente, este tipo de economía es difícil de medir a corto o medio plazo, con lo que es difícil de comunicar y hacer que se entiendan sus beneficios. 

 

Diferencia entre la economía azul y la economía verde

La economía azul se basa en muchos principios que también defiende la economía verde (protección del medioambiente) y la circular (mejor aprovechamiento de los recursos). La principal diferencia de la economía azul con respecto a la circular y la verde es que, para Gunter Pauli, su impulsor, la economía azul busca la eficiencia aprovechando los recursos disponibles sin incrementar en demasía el precio de los costes para empresas y para usuarios. 

 

¿Habías oído hablar de la economía azul y conocías sus principales ventajas? Si te ha parecido interesante este artículo, ¡compártelo y no dejes de seguir nuestro blog!

 

marketing@century21.pt'

Deja un comentario

*
Subscribe!

captcha *