logo
Century21 Portugal


century21-claves-mantener-casa-fresca-verano

¿Sabías que es posible mantener tu casa fresca a pesar de las altas temperaturas? La llegada del verano siempre es motivo de alegría, los días son más largos, el sol nos anima y nos invita a sentirnos mucho mejor, pero también conlleva un aumento de las temperaturas que, en algunos casos, puede llegar a hacerse insoportable. Sin duda, uno de los remedios más rápidos para acabar con el calor sofocante, es usar el aire acondicionado, pero esto, al precio que está la luz, es mejor hacerlo cuanto menos mejor. Por ello, vamos a compartir contigo algunos trucos muy efectivos que te ayudarán a mantener tu casa fresca en verano

 

Con la llegada del calor nos vemos muchas veces obligados a instalar y a utilizar aires acondicionados en nuestro hogar para aguantar las altas temperaturas, pero utilizarlos tanto como nos gustaría se hace cada vez más difícil de soportar por algunas economías familiares. Además, estar mucho tiempo sometidos a este tipo de ventilación puede ser el causante de dolores de cabeza, faringitis o pequeños resfriados veraniegos. De hecho, según la OMS, debemos procurar que la temperatura de nuestro hogar o lugar de trabajo esté por debajo de los 32º durante el día y de 24º por la noche, algo básico para los bebés, las personas mayores de 60 años y las que sufren enfermedades crónicas si queremos evitar algunas dolencias incómodas.

 

¿Sabías que puedes mantener un hogar fresco con pequeños gestos que te ayudan a cuidar el medio ambiente y a ahorrar en la factura de la luz? Sigue leyendo, te contamos cómo.

Gestos para mantener tu casa fresca

 

  1. Ventilar tu hogar cada mañana es básico para bajar algunos grados la temperatura. Una de las primeras cosas que debes llevar a cabo cada día al levantarte en verano, es abrir las ventanas de todas las estancias de tu hogar. Con ello, consigues airear los espacios y dejar que entre en casa el aire más limpio de la mañana. También es perfecto para acabar con algunos restos de polvo que se hayan acumulado en el ambiente. 

 

  1. Baja las persianas durante el día y cierra las ventanas durante las horas de más calor para así mantener la casa en penumbra hasta que baje la intensidad del sol. 

 

  1. Utiliza visillos ligeros en las ventanas que dejen que circule el aire, pero también concedan intimidad a tu hogar y no permitan que los insectos tengan vía libre para campar por tu casa a sus anchas. 

 

  1. Usa el ventilador de forma inteligente. Una opción para acabar con el calor en verano, sobre todo de noche, es utilizar un ventilador de pie y colocarlo cerca de una corriente de aire para que lo renueve. Durante la noche, es conveniente ponerlo al lado de una ventana abierta para expulsar el calor del ambiente y propiciar que entre un poco de aire más fresco en el hogar. 

 

  1. ¿Sabías que tener plantas dentro de casa refresca tu hogar? Además de decorar cualquier rincón de tu casa, las plantas se encargan de absorber el calor y disminuir la temperatura ambiente. Plantas como el aloe vera, el helecho o el árbol de caucho son una opción perfecta. También puedes plantar enredaderas o buganvillas para que constituyan una barrera frente al sol en la fachada de tu casa. 

 

  1. Evita utilizar de forma innecesaria luces y aparatos eléctricos, ya que emiten calor. Durante los meses de verano enciende solo lo que sea estrictamente necesario. En cuanto a la luz, es importante que sustituyas las bombillas tradicionales por otras de LED

 

  1. Pasa un trapo mojado diariamente tanto a muebles como al suelo. El agua ayudará a bajar la temperatura y a darle una sensación más agradable a tu hogar. Puedes añadir al agua algún producto que elimine los malos olores o que huela a pino, eucalipto…

 

  1. Cambia la ropa de tu cama y usa sábanas y fundas de almohada 100% algodón o de lino. En verano, es recomendable hacerlo un par de veces por semana para mantener la buena higiene personal y en el hogar. También se recomienda guardar las alfombras o sustituirlas por otras de tejidos más frescos. Tanto en la ropa de cama como en cojines o fundas de sofá, es preferible optar por colores claros, ya que los oscuros absorben más el calor y la energía de la luz. 

 

  1. Utiliza en algunas ocasiones los extractores de cocina. Estos electrodomésticos no solo te ayudan a eliminar el humo y los malos olores, sino que también son ideales para eliminar el calor de casa. Al succionar el aire conseguirás que el ambiente no esté tan cargado. 

 

¿Qué te han parecido estos consejos prácticos para refrescar tu hogar en verano? Seguro que si los aplicas, notarás una mayor sensación de bienestar en tu hogar durante los meses de calor. 

Sigue nuestro blog si quieres leer más artículos de este tipo.

marketing@century21.pt'

Deja un comentario

*
Subscribe!

captcha *