logo
Century21 Portugal


century21-tipos-hipotecas

Una de las preguntas que más se hacen nuestros clientes a la hora de comprar un piso es saber qué tipo de hipoteca les conviene más. Hoy en nuestro blog vamos a tratar de poner luz a un tema que está tan de actualidad en estos momentos. Hipoteca fija, hipoteca variable, hipoteca mixta, ¿cuál te conviene más en función de tus necesidades?

 

Optar por un tipo de hipoteca u otra incide directamente sobre la economía familiar. El interés que tenga tu préstamo inmobiliario, determinará, sin duda, las cuotas que tengas que pagar a largo plazo y estos costes también influirán directamente en tu presupuesto mensual. Antes de firmar una hipoteca por la compra de tu vivienda es importante que tengas claro qué te ofrece cada una de ellas, cuáles son las ventajas y desventajas de contratar una hipoteca fija, una hipoteca variable o una hipoteca mixta. 

Los asesores de CENTURY 21 España pueden ayudarte a aclarar tus dudas a la hora de seleccionar la hipoteca que más te conviene. 

 

¿Qué es una hipoteca con interés fijo? 

Una hipoteca inmobiliaria con interés fijo es una hipoteca en la que el interés que se paga sobre el préstamo no cambia durante el período del préstamo. El principal y los intereses se pagan en cuotas mensuales durante todo el término de la hipoteca. 

 

Este tipo de hipoteca es ideal para aquellos que quieren tener certeza de cuánto pagarán en intereses durante todo el término del préstamo. Las hipotecas con tasas de interés fijas son más estables que las hipotecas con tasas de interés variables.

 

La principal ventaja de una hipoteca con tasa de interés fija es que permite saber exactamente cuánto se pagará en intereses durante todo el término del préstamo, algo que, sin duda, genera una gran tranquilidad y seguridad al cliente

 

Optar por una hipoteca de tipo fijo permite planificar de manera efectiva el presupuesto y saber cuánto dinero se tiene disponible para otros gastos. Una de las ventajas de las hipotecas con tasa de interés fija es que si los tipos de interés suben después de que hayas obtenido tu hipoteca, seguirás pagando la misma cantidad en intereses. Pero también tienes que tener en cuenta que, si bajan, también seguirás pagando la misma cuota. 

 

El préstamo hipotecario a tipo fijo está especialmente indicado para plazos cortos de hipotecas, no más de 20 años. Además, debemos tener en cuenta, a la hora de negociar las condiciones de la hipoteca, que, en el caso de las fijas, el tipo de interés suele ser más alto que en las hipotecas variables. 

 

Ventajas de las hipotecas fijas:

  • Mayor estabilidad
  • Siempre sabemos lo que vamos a pagar
  • El tiempo del préstamo es como máximo 30 años

 

Desventajas de las hipotecas fijas:

  • Intereses más altos
  • Comisión de apertura más alta
  • Período de amortización más corto

 

¿Qué es una hipoteca con interés variable? 

La hipoteca inmobiliaria con interés variable es una hipoteca en la que los pagos mensuales pueden cambiar a medida que el tipo de interés varía. Esto significa que la cuota de la hipoteca inmobiliaria con interés variable puede aumentar o disminuir en el tiempo, lo que puede ser un riesgo para la persona que solicita el préstamo si los tipos de interés suben significativamente. 

 

Las hipotecas variables se rigen por dos marcadores. El primero es el euríbor, un factor que no está exento de movimientos tanto a la baja como al alza, a lo largo de la vida de la hipoteca. Otro marcador que determinará la cuota de la hipoteca es un índice porcentual fijo que adquiere su valor por el monto total de la hipoteca y que se negocia con el banco. Por ello, debemos estar preparados para que, durante el tiempo que dure nuestra hipoteca, las cuotas vayan variando en cada revisión

 

Ventajas de las hipotecas variables:

  • Intereses más bajos
  • Periodo de amortización más largo
  • Bajas comisiones en las condiciones del préstamo

 

Desventajas de las hipotecas variables:

  • Cuotas más inestables
  • Encarecimiento de la hipoteca a largo plazo 
  • Mayor sensación de incertidumbre

 

¿Qué es una hipoteca con interés mixto?

Este tipo de producto combina el interés fijo con el variable. Durante los primeros años de este tipo de hipotecas, las cuotas son con un interés fijo y con el paso del tiempo se pasa a pagar un interés variable. En la mayoría de los casos, en este tipo de hipoteca, se suele empezar pagando cuotas más altas, pero al cambiar a interés variable las cuotas suelen bajar, aunque dependerá de cómo esté el euribor cuando acaba el plazo del tipo fijo. 

 

Una hipoteca con interés mixto es muy adecuada para las personas que tenga dinero ahorrado como respaldo, ya que entre los 3 y 10 primeros años de la hipoteca las cuotas suelen ser más altas. 

 

¿Hemos aclarado tus dudas respecto a las diferentes opciones que tienes a la hora de solicitar una hipoteca para la compra de tu vivienda? ¿Quieres saber la cuota que puedes pagar mensualmente con tus ingresos? ¿Estás pensando en firmar una hipoteca y no sabes por cuál decidirte? Recuerda que, siempre puedes contar con la ayuda de nuestros asesores que te responderán de manera experta a todas tus preguntas. 

Sigue nuestro blog para estar al día de todos los temas relacionados con el sector inmobiliario.

marketing@century21.pt'

Deja un comentario

*
Subscribe!

captcha *