logo
Century21 Portugal


comprar nueva casa

El primer hogar propio supone un momento muy especial en la vida de toda persona. Ya sea por independizarse o por matrimonio, la sensación de hacer algo que es propio, que se está construyendo una vida nueva, genera sentimientos de ilusión, miedo y alegría.

Sin embargo, esta euforia no siempre contenida, puede generar errores que lastren a medio plazo la ansiada decisión. Por ello, desde la red CENTURY 21 recopilamos algunos de los errores más habituales y proponemos algunas soluciones ingeniosas para que la experiencia de la primera vivienda sea completa.

¿Comprar para reformar?

Tradicionalmente, los españoles hemos adquirido vivienda de segunda mano con vistas o cierta condescendencia a la necesidad de hacer alguna reforma en ella. Durante los años previos a la crisis, el mercado cambió, apostando por viviendas terminadas sin necesidad de obra.

En la actualidad, el mercado ha vuelto a su esencia. El comprador busca una vivienda que se ajuste de forma inicial a unos requisitos mínimos, y se mantiene receptivo a una reforma. ¿Por qué? Sabemos cómo queremos la vivienda. La reforma es el camino para conseguirlo a un precio asequible.

Solución: comprar y planificar la reforma

Si hay una vivienda que se ajusta a las necesidades y expectativas que buscas, si es en los detalles importantes, la mejor decisión es comprar. Puede que no tenga todo, pero planificando la reforma en los tiempos y ritmos que se pueden atender, el objetivo final será el mismo: la casa de tus sueños.

¿Sabías que una reforma suma valor a la vivienda ante una futura compra?

El orden y el espacio

¿Has vivido alguna mudanza? Si es así, sabrás que a cada cambio de vivienda le precede, o al menos debería, una profunda limpieza y selección de los enseres. Tendemos a acumular cantidades ingentes de recuerdos en forma de objetos. Desde el punto de vista sentimental tiene lógica, pero desde la óptica de la eficiencia y el espacio, se pierde esta lógica.

Uno de los errores básicos que se comete en la primera vivienda es guardar todo. Sin un adecuado orden y priorización de las pertenencias, ocuparemos un espacio que podía destinarse a otros usos más útiles.

Del mismo modo, cuando resulta complicado tener que elegir con qué quedarse, se tiende a comprar multitud de muebles auxiliares y complementos para mantener el orden. El peligro de este exceso de mobiliario es saturar los ambientes.

La solución: planificar el espacio que necesitamos, ver de cuánto disponemos actualmente y obrar en consecuencia, ya sea mediante la compra de un accesorio o la optimización de espacios.

¿Tienes muchos libros? Reserva una pared para la librería. Piensa que para aprovechar mejor la pared, puedes optar por opciones modulares que te permitan multiplicar los usos: para los libros, para la televisión, para un equipo de música…

Los puntos de luz

La emoción de la nueva vivienda en ocasiones crea una euforia desmedida por hacer y comprar. Por ejemplo, en el tema de la iluminación. Al ver los espacios, nuestra mente crea las estancias a groso modo. Sin embargo, hay un pequeño gran detalle que solemos pasar de largo: la red de iluminación.

¿Cómo está montada? ¿Tiene alguna deficiencia? ¿Existe instalación en todos los puntos en los que se quiere crear ambientes?

Preguntas sencillas que pueden guardan importantes sorpresas: desde perder una toma de luz en un salón-comedor si la instalación no está bien planificada, a encontrarse que una disposición de los muebles tapa todos los interruptores de la estancia.

Los estudios y áreas de trabajo son los espacios que mayores deficiencias y errores generan: no solo por desconocimiento de lo que hay sino por una falta de planificación de las necesidades energéticas.

La solución: planificación. En primer término, qué vamos a necesitar y cuántos focos de luz va a requerir; en segundo lugar, comprobar si la instalación está preparada para ello. Finalmente, ejecutar.

Es hora de poner fin a los cables vistos e inseguros, ¿no crees?

¿Te sientes identificado? Recuerda que decorar y preparar una vivienda parece una tarea muy sencilla. Pero sin una adecuada organización y planificación, puede derivar en un desastre mayúsculo. Es tu primera vivienda: mereces que todas sus vivencias sean positivas.

 

► VENDE CON CENTURY 21 España:
Vende tu casa con nosotros aquí: http://vender.century21.es

► TRABAJA EN CENTURY 21 España:
Conviértete en un  asesor inmobiliario aquí: http://reclutamiento.century21.es
Ver las oportunidades de carrera aquí: https://www.linkedin.com/company/279780/jobs/

► FORMA PARTE DE CENTURY 21 España:
Conviértete en un franquiciado aquí: http://franquicia.century21.es/

► DESCARGA  NUESTRA APLICACIÓN MÓVIL EN: https://www.century21app.es

cbarruz@c21iberia.com'

Deja un comentario

*
Subscribe!

captcha *